Con el propósito de promover la colaboración entre los países de la región, así como también el desarrollo de buenas prácticas en torno a situaciones de emergencia, es que el Ministerio de Desarrollo Social junto al División de Desarrollo Social de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), realizaron esté miércoles 22 de junio el seminario “Optimizando la respuesta en emergencias desde lo social”.

La actividad, que se realizó en la sede de la Cepal, contó con la presencia del ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, el subsecretario de Servicios Sociales, Juan Eduardo Faúndez, y el secretario ejecutivo adjunto de la Cepal, Antonio Prado, entre otros invitados.

DSC_0271Dentro de los principales objetivos del seminario estuvo propiciar la discusión sobre los alcances y desafíos de la protección social ante situaciones de emergencia, analizando los mecanismos de respuesta de los Ministerios de Desarrollo Social e instituciones afines, ante situaciones de emergencias, desastres y catástrofes. Para esto se contó con la participación de representantes de Ecuador, Colombia, Uruguay, Argentina, Brasil, Cuba, Guatemala, República Dominicana y Panamá.

Antonio Prado, secretario ejecutivo adjunto de la Cepal, introdujo las principales temáticas del seminario, además de realizar un resumen sobre la realidad latinoamericana en materia de emergencias y la capacidad de respuesta de los países.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, valoró el desarrollo de este tipo de espacios, ya que permiten dar a conocer a la comunidad y a los otros gobiernos de la región, los mejoramientos técnicos a los instrumentos y metodologías que ha realizado el Estado chileno para enfrentar emergencias.

“Cuando se potencian políticas sociales con enfoque de derechos, cuando se apuesta por una inclusión social efectiva, que cierre las brechas de desigualdad, ambos esfuerzos no pueden desligarse, ya que forman parte de un todo donde, una vez más lo ético se funde con lo técnico en función de objetivos sociales superiores” declaró el secretario de Estado.

Durante la actividad, el subsecretario Aleuy expuso sobre la importancia del diagnóstico social en casos de emergencia, y sobre la evolución que han tenido los protocolos para afrontar catástrofes naturales y humanas.

DSC_0287“En estos dos años, hemos logrado construir un trabajo articulando a los organismo del Estado, a las empresas y a los ciudadanos. Eso nos ha ido permitiendo tener más y mejor información para enfrentar las emregencias, actuar más rápido para resguardar la vida de las personas e ir en ayuda de los más afectados” señaló Aleuy.

Por otro lado, Juan Eduardo Faúndez dio a conocer la experiencia chilena en la implementación de la Ficha Básica de Emergencia (FIBE), instrumento que comenzó a ser utilizado en el 16 de septiembre de 2015, tras el terremoto de Coquimbo, y que tiene como objetivo apoyar la toma de decisiones que el Estado debe tomar para ir en ayuda de la población afectada.

Al respecto, destacó la implementación de la aplicación de la FIBE, herramienta desarrollada con la finalidad de encuestar de manera digital a los afectados por alguna emergencia, constituyéndose como una modalidad que apoya al proceso de encuesta mediante modalidad papel.

“La puesta en operación de la FIBE y el desarrollo de medios digitales asociados, requerirán de un mejoramiento continuo y cada catástrofe nos va a ir enseñando las cosas por mejorar, donde lo más difícil ya no estará en los instrumentos, sino que en potenciar la coordinación de los servicios públicos, las organizaciones sociales y la misma sociedad civil que esté dispuesta a cooperar en caso de desastres o emergencias, promoviendo la toma de decisiones inmediatas y efectivas” comentó el Subsecretario Faúndez.

Durante la segunda parte del seminario, se intercambiaron experiencias sobre la protección social frente a situaciones de emergencia y desastres entre representantes de los gobiernos de los países de la región. También se desarrollaron mesas de trabajo para debatir sobre los desafíos y retos de la articulación institucional de los sistemas de protección social frente a situaciones de emergencia y desastres.