La Ficha Básica de Emergencia (FIBE), tiene por objetivo levantar información más detallada de los grupos familiares, para dar apoyo en la respuesta de la emergencia. Este instrumento es parte del Sistema de Evaluación de Daños y Necesidades reconocidos por el Estado de Chile para situaciones de emergencias, desastres y catástrofes (DS. 156 del 2002 y D.S. 697 del 2015) y reemplaza la anterior Encuesta Familiar Única (EFU). La FIBE respalda los informes Alfa y Delta del Sistema de Evaluación de Daños y Necesidades.

La ficha debe aplicarse toda vez que se presente un evento de carácter antrópico o natural y que genere daño o afectación a las personas o a sus bienes, entendiendo estos últimos como pérdida de los enseres de un hogar o la vivienda de un grupo familiar. Este cuestionario debe aplicarse a partir de las primeras horas de ocurrida la emergencia, una vez que hayan operado los procedimientos de resguardo vital de la comunidad. Por otro lado debe quedar explicito que la FIBE no sólo se aplica en situaciones que generen damnificación, sino que también en emergencias de manifestación lenta como el Déficit Hídrico.

La ficha debe ser aplicada únicamente por entrevistadores capacitados y autorizados por la SEREMI de Desarrollo Social. La capacitación de los encuestadores es desarrollada por la División de Focalización del Ministerio de Desarrollo Social.

En primera instancia actuarán los funcionarios municipales bajo la responsabilidad del Director de Desarrollo Comunitario y en coordinación directa con el Director Comunal de Protección Civil y Emergencia. En caso de que un municipio vea sobrepasada su capacidad de aplicación de la FIBE debe solicitar apoyo a la SEREMI de Desarrollo Social de la Región, a través de un oficio que debe ser emitido por el Alcalde de la Comuna y dirigido al Intendente de la Región respectiva, solicitando apoyo al Ministerio de Desarrollo Social, en las tareas respectivas a aplicación y digitación del proceso de Diagnóstico Social en Emergencia.